DXN MUNDIAL Productos con Ganoderma Lucidum, El primer café saludable de la Historia

Beneficios de una alimentación balanceada para el adulto mayor

El envejecimiento se caracteriza por una disminución paulatina de la masa corporal magra y por los distintos cambios en el organismo. Esta etapa puede producirse a velocidades muy diferentes entre una persona y otra. Uno de los factores que determinará la condición y estado del adulto mayor es la alimentación.

Hay que aclarar que ningún alimento será capaz de retrasar el proceso del envejecimiento, sin embargo, podrá retardar y/o evitar enfermedades crónicas y degenerativas como la diabetes, cáncer, artritis, osteoporosis e incluso la aparición de manchas y arrugas en al piel.

Buena salud y buena nutrición son inseparables, es por eso que los efectos de una dieta defectuosa se harán notar más temprano que tarde.

¿Qué se entiende por una dieta adecuada para el adulto mayor?

Las dietas para el adulto mayor deben tomar en cuenta las necesidades de cada persona.

Lo principal es seguir un plan básico de cuatro comidas diarias (cinco si contamos la merienda). Lo ideal es crear un plan de alimentación con el adulto mayor, evitando incluir en la dieta alimentos que no sean de su agrado, así se logra que el adulto se sienta feliz y saludable. Como no es un niño, no se le puede obligar a comer los alimentos que él o ella no quieran.

La presentación debe ser atractiva tanto a la vista como al paladar. Siempre es bueno preparar platillos basados en caldos o cremas y ayudar al experimentado integrante de la familia cortando en trocitos la carne, pollo, pavo o pescados.

Por lo general las necesidades energéticas del adulto mayor disminuyen –aunque no en todos los casos es así, ya que muchos optan por cuidar su cuerpo a través del ejercicio diario-. Lo ideal es preparar alimentos de alta calidad nutritiva, restringiendo el sodio, para evitar la retención de líquidos.Si el adulto no está recibiendo la cantidad de nutrientes necesarios para su vida diaria se recomienda el uso de pastillas y vitaminas para suplir esta carencia.

¿Qué y cuánto se debe comer?

*Consumir alimentos de toda la pirámide alimenticia (variar durante el día).
*Aumentar el consumo de frutas, verduras y legumbres.
*Usar aceites vegetales y disminuir o eliminar las grasas de origen animal.
*Preferir las carnes blancas como pollo, pavo, pescados y mariscos.
*Aumentar el consumo de lácteos.
*Reducir el consumo de azúcar.
*Ingerir mucha agua.
*Nutrientes y alimentos necesarios:
– Hidratos de Carbono (pan, cereales, papas, pastas, leguminosas frescas)
– Vitaminas y minerales (vegetales y frutas)
– Proteínas de buena calidad y calcio (lácteos como: leche, yogurt, quesillo o queso)
– Proteínas de buena calidad, hierro y zinc (legumbres, carnes y huevo)
– Aceites y grasas (Aceites vegetales y semillas)

Requerimientos nutricionales

Energía
Por lo general, el requerimiento de energía disminuye, excepto en aquellos ancianos que continúan una vida activa. Para los adultos de la tercera edad se recomienda el consumo de 2300 kcal. en hombres y 1800 kcal. en mujeres. Una dieta de menos de 1500 kcal. provocaría severos problemas de salud.

Proteínas
Se recomienda el consumo de proteínas entre 0.8 – 1 g/k/d. En los adultos mayores enfermos se recomienda aumentar la cantidad de proteínas, dependiendo de la gravedad de la enfermedad y la duración de ésta.

Hidratos de Carbono
Con el envejecimiento se reduce la tolerancia de la glucosa, por lo que es común encontrar cuadros de hipoglucemia y de hiperglucemia temporal. De hecho, muchos pueden presentar cuadros de diabetes, por eso es necesaria una reducción de azúcares y grasas saturadas, además de un incremento en alimentos con alto contenido en fibra. Se recomienda un consumo de hidratos de 55 a 60% de la energía total.

Lípidos
Una disminución en el total de las grasas diarias, sobre todo grasas saturadas y colesterol, puede reducir los valores de lípidos en la sangre y por ende el riesgo de cardiopatía. La cantidad recomendada de grasa total en al dieta es del 30% del total de kilocalorías diarias, con esto se reduce la probabilidad de cáncer y se regula el peso.

¿Cómo afectan las bebidas gaseosas nuestra salud?

Los ácidos y la cafeína dificultan la absorción de hierro y de calcio en los huesos, por lo que favorecen la aparición de anemia y osteoporosis.

¡Qué refrescante, qué dulce, qué sabrosa resulta una gaseosa en esos días de un terrible calor! Las gaseosas tienen algo que te atrapa, te hace tomar una y otra y otra y otra más todos los días, y seguramente te preguntas ¿qué puede haber de malo en este hábito si según has escuchado este tipo de bebida es energético y además produce cierta llenura en el estómago que reduce el apetito?

Pues debes saber los estudios científicos más recientes indican que las bebidas gaseosas pueden ser perjudiciales para nuestras vidas.

¿Qué son las bebidas gaseosas?

El proceso de elaboración de las bebidas gaseosas es bastante simple: la mezcla de agua filtrada, dióxido de carbono, edulcorantes (sustancias que proporcionan sabor dulce) y acidulantes (sustancias que modifican o controlan la acidez) da lugar a una refrescante soda que puedes beber en cualquier establecimiento. Sin embargo, sus inicios y desarrollo fueron en la industria farmacéutica ya que eran utilizadas como tónicos para aliviar el dolor de cabeza y la indigestión.

Muchos años han pasado desde aquel comienzo y muchas son las variedades de bebidas gaseosas que existen. Tienen diversos colores, olores y sabores pero todas son bebidas efervescentes y saborizadas sin alcohol. Ahora bien ¿qué tan saludables son? ¿pueden mantenerse los conceptos antiguos? Desgraciadamente no es posible, cada día se descubren más efectos perjudiciales de las sodas para el ser humano, sobre todo para los niños. Si todavía lo dudas aquí te muestro varios de los síntomas que sobrevienen si consumes demasiadas gaseosas.

Síntomas del consumo excesivo de bebidas gaseosas

Dolor de cabeza
Temblores
Arritmia cardiaca
Ansiedad
Problemas para dormir o insomnio
Depresión
Náuseas y vómitos
Micción frecuente
Disminución de la densidad de la masa ósea (por baja absorción de calcio)
Aparición de protuberancias y dolor en las mamas.
Reducción del apetito

¿Cómo afectan las bebidas gaseosas nuestra salud?

Cada vez existen más investigaciones señalando los efectos negativos de numerosos productos que nos hemos acostumbrado a consumir, este es el caso de las bebidas gaseosas.

Afectaciones del sistema nervioso

Muchas de estas gaseosas contienen una alta concentración de cafeína. La cafeína es un alcaloide que tiene efectos estimulantes sobre el sistema nervioso autónomo y el corazón, por lo cual estimula el estado de vigilia y la resistencia al cansancio, además de ser un poderoso vasodilatador, pero hasta aquí llegan sus beneficios. El consumo excesivo de cafeína provoca dependencia, dolor de cabeza, arritmia cardíaca, insomnio y ansiedad. Los mismos síntomas experimentarás tomas demasiado café o té diariamente.

Efecto cancerígeno

Las gaseosas deben tener un sabor y un color atractivos, además de conservarse en buen estado durante mucho tiempo, es por eso que se les añaden numerosos conservantes, acidulantes y aditivos químicos que pueden resultar muy perjudiciales para tu sistema renal. Estas sustancias tienden a acumularse en los tejidos provocando la aparición de células cancerígenas y el desarrollo de tumores a largo plazo. No te dejes ganar por el hecho de que algunos de ellos son antioxidantes, tu organismo precisa de antioxidantes naturales que podrás encontrar en las frutas y los vegetales.

Aumentan el reflujo durante la digestión

Se cree que contrario a lo que se pensaba anteriormente las bebidas gaseosas pueden tener un efecto negativo en el proceso digestivo. El dióxido de carbono presente en estas bebidos aumenta la acidificación de los jugos gástricos y acelera su producción los cual a su vez acelera la digestión pero al mismo tiempo provoca reflujo gastroesofágico, acidez y problemas de absorción, lo cual puede ser especialmente doloroso en las personas que padecen de gastritis y úlceras estomacales.

Pueden causar caries

También se ha indicado que el CO2 y el azúcar de las sodas afectan nuestras bocas y dientes, ya que alteran las percepciones del gusto, corroen el esmalte dental y pueden causar la aparición de caries.

Provoca sobrepeso

Por lo general las gaseosas tienen una alta concentración de edulcorantes ya sean de alto o de bajo valor calórico (1 lata puede tener 3 o 4 cucharadas de azúcar). Los de bajo valor calórico son por ejemplo el sorbitol, el aspartamo y la sacarina, mientras que los edulcorantes muy calóricos son la sacarosa y la glucosa. Un exceso en el consumo de estos azúcares provoca aumentos en los niveles de azúcar en sangre, inflamación del páncreas y diabetes. Por otra parte los carbohidratos que no son convertidos en energía mediante procesos metabólicos son acumulados en forma de grasas en tejidos y arterias provocando sobrepeso y arterioesclerosis.

Pérdida de masa ósea

Por si fuera poco, los ácidos y la cafeína presentes en estas bebidas son dañinos para nuestro esqueleto, debido a que interfieren en la absorción de calcio en los huesos, provocando la pérdida de masa ósea, debilitándolos y favoreciendo la aparición de osteoporosis. Por otra parte la combinación de azúcar y ácido dificulta la absorción de hierro en las células lo cual puede causarnos anemia y volvernos susceptibles a las más variadas infecciones.

Cuidado con las gaseosas light

Para evitar los problemas de peso y la diabetes no basta con tomar gaseosas light, pero debo advertirte que los edulcorantes sustitutos del azúcar tampoco pueden ingerirse en grandes cantidades ya que son sustancias que son sustancias que interfieren con diversas reacciones metabólicas y provocan daños cerebrales, perdida de memoria e incluso favorecen el desarrollo de enfermedades neuro-degenerativas como el Alzheimer.

Y para terminar

A pesar de lo deliciosas que puedan resultar las bebidas gaseosas te recomiendo que optes por tomar agua, zumos, batidos y jugos naturales pues así estarás protegiendo tu salud. Este consejo está dirigido especialmente a embarazadas y personas que sufren de problemas nerviosos, afecciones en las mamas, úlceras gástricas, problemas cardiovasculares, hipertensión arterial y migraña, que pueden ser las más perjudicadas.

Recuerda, placer y salud deben ir de la mano.