DXN MUNDIAL Empieza tu propio negocio

Cómo Afectan las Toxinas a Nuestra Salud

Las toxinas son proteínas o lipopolisacáridos que afectan al organismo que las asimila, todos los alimentos las contienen, pero se incrementan notablemente cuando se utiliza alguna fuente de calor para su preparación, aunque el cuerpo también las puede asimilar de otras fuentes como, el aire contaminado, en los medicamentos, en los objetos que tocas a diario, la radiación solar e inclusive tú mismo cuerpo las puede desarrollar si tu estado emocional está afectado como el estrés. Estas toxinas tienen la capacidad de causar enfermedades tanto leves como mortales.

Existen dos tipos de toxina, las Exógenas que ingresan a nuestro cuerpo por medio de la respiración como es el caso de la contaminación, por la piel, y por vía digestiva; y las toxinas Endógenas que son producidas por el mismo organismo, debido a bacterias intestinales, radicales libres, parásitos, o también gracias al estrés y la ansiedad.

Indicadores de que tienes Exceso de Toxinas en tu Cuerpo:
1. Mal Aliento. La halitosis puede indicar el exceso de toxinas, ya sea porque es provocado por bacterias en la boca o bien que el hígado y el colon tienen problemas para eliminar las toxinas.

2. Sensibilidad a los Olores. Si descubres que reaccionas ante olores como perfumes o la contaminación. El hígado podría también presentar problemas si percibes que eres más sensible de lo normal a olores del ambiente. Además este malestar puede provocar también dolores de cabeza o incluso náuseas.

3. Estreñimiento. El mayor tiempo de contacto de las heces con la mucosa intestinal, estimula el crecimiento bacteriano y la producción de toxinas, facilitando la entrada de estas, a través de la sangre, al resto del organismo. Lo que confirma la hipótesis de la auto-intoxicación.

4. Exceso de Peso. Existen varias razones para tener sobrepeso, entre ellas el exceso de toxinas que gustan de la grasa, por lo que es más complicado quemarla.

Consejos para Mantener el Mínimo de Toxinas en el Cuerpo:
– Procura siempre consumir alimentos lo más natural posible, frutas, leguminosas, verduras, etc., evita en lo más posible consumir alimentos preparados con alguna fuente de calor, si lo haces procura utilizar una olla de presión con el mínimo de agua para su preparación y con el tiempo debido.

– Tomar agua antes y durante las comidas, no es bueno hacerlo una vez terminadas ya que el agua cambia el PH de tu proceso de digestión lo que provoca un gasto más alto de energía en este proceso, espera cuando menos 1 hora después de consumir alimentos para tomar agua.

– Elimina cualquier alimento producto de un proceso industrial ya que al contener químicos estos merman las funciones de tu hígado impidiendo la eliminación de las toxinas, productos light, algunos envasados o enlatados, galletas y panes.

– Practica alguna actividad física que te permita sudar, esto hace que elimines toxinas por medio del sudor, antes, durante y después de hacerlo toma agua, recuerda que una buena higiene personal, ayuda a mantener limpios los poros de la piel para permitir la salida de estas toxinas.

– Evita fumar, es uno de los enemigos a tu salud, ya que respirar el humo del tabaco incrementa el nivel de toxinas para tu cuerpo, así como también los radicales libres que provocan un envejecimiento prematuro.

Es necesario eliminar las toxinas para contar con buena salud, nuestro propio organismo se encarga de liberarlas del cuerpo, pero en algunos casos no resulta suficiente.  Al tener exceso de toxinas se puede manifestar un aumento significativo de cansancio, estrés, y alergias. Afortunadamente, existe Ganoderma Lucidum, que te ayudará en el proceso de eliminación de toxinas. Si has llegado a experimentar algunos signos como Sobrepeso, Cansancio, Fatiga, Dolores Musculares, Alergias, Estreñimiento, entre otros; entonces necesitas una desintoxicación en base a ejercicio físico y consumiendo la gama de productos basados en el milagroso hongo de Ganoderma Lucidum que DXN trae para ti. De esta manera puedes ayudarte a eliminar toxinas y mejorar y mantener un organismo saludable.

PRIMERMES

¿La Mente y Las Emociones pueden Enfermar al Cuerpo?

Muchos estudios han demostrado la gran conexión que existe entre la mente y el cuerpo. La incapacidad de canalizar de manera adecuada las emociones se traduce en enfermedades físicas. Cada día que pasa, la medicina está tomando en cuenta como un factor de mucha importancia a nuestros estados mentales y nuestras emociones y sentimientos a la hora de influir en el funcionamiento correcto de nuestro organismo.

Nuestro cuerpo, gobernado por nuestro cerebro, es la máquina más potente generadora de químicos para su funcionamiento óptimo. Al igual que la alimentación, el ejercicio físico, la higiene y los factores externos son importantes y afectan e influyen de manera directa en nuestro cuerpo, también lo hacen nuestros pensamientos, emociones y sentimientos.

A esto se ha llamado en el argot médico, “somatizar”, que no es otra cosa que la expresión física del malestar psicológico. Emociones negativas como el rencor, la ira, los celos, la ansiedad y el estrés, entre otros, pueden fácilmente traducirse en cefaleas, dolores de espalda, úlceras, taquicardias, trastornos del sueño e incluso enfermedades que comprometen la vida de la persona, como cánceres.

¿Qué es la Somatización?
La somatización consiste en la aparición de síntomas físicos (dolor de cabeza y abdomen, vómito u otros), recurrentes e inexplicables, que interfieren en la vida social y laboral del individuo; según expertos, se debe a ansiedad ocasionada por estrés o problemas emocionales. El problema es que cuando las emociones negativas no se expresan, ese resentimiento o malestar se va acumulando y en un momento u otro, tarde o temprano, nuestra salud lo refleja.

¿Por qué ocurre la Somatización?
La somatización ocurre porque lo reprimido, ejerciendo la presión creciente de una necesidad insatisfecha, logra expresarse a través de un síntoma que mantiene oculto su significado. Existen algunos factores que predisponen a la persona a expresar sus dificultades psicosociales a través de síntomas somáticos, entre ellos, un rasgo de personalidad denominado afectividad negativa, que se caracteriza por una propensión a experimentar fácilmente ansiedad e insatisfacción personal; esto se da por la tendencia que tiene la persona a la introversión, al catastrofismo y al negativismo.

Si la persona experimenta conflictos internos, preocupaciones o situaciones que no ha podido resolver, si reprime las emociones, es posible que algunos órganos en particular comiencen a expresar ciertas consecuencias negativas. Por ejemplo:

– Un exceso de ira daña el hígado.
– Un exceso de miedo daña a los riñones y la vejiga.
– Un exceso de alegría, la híperexcitación, daña el corazón y el intestino delgado.
– Un exceso de tristeza daña los pulmones.
– Un exceso de ansiedad perjudica el estómago, el bazo y el páncreas.
– Un exceso de dominio y autoridad sobre las demás personas desequilibran el intestino grueso.

¿Cómo puedes canalizar tus emociones evitando enfermar físicamente?
– Libérate de las emociones negativas. Debes hacer un ejercicio importante de identificación de esas emociones que pueden estar enfermando a tu cuerpo. Lo que desencadena las somatizaciones es el hecho de acumular o mantener una misma emoción por mucho tiempo. El resentimiento, por ejemplo, es una de esas emociones malsanas para el ser humano; muchos lo alimentan día tras día al recordar el mal que alguien, con mala intención o no, les han causado.
– El perdón. Es una de las técnicas más valiosas que encontrarás para deshacerte de ese sentimiento negativo que te atormenta, entonces se hace necesario comprender que independientemente de si el otro merece o no el perdón, quien saldrá más beneficiado serás tú; se trata de soltar una carga innecesaria que se lleva a cuestas.
– Aléjate de situaciones estresantes. Procura no exponerte con demasiada frecuencia a ellas y si es posible evitarlas de raíz.
– Reúnete con amigos y familiares. Evita el aislamiento y facilita la interacción con personas que te aprecian, que pueden escucharte y animarte en tus momentos de depresión.
– Un nuevo estilo de vida. Te convendría modificar hábitos que pueden propiciar una mayor predisposición a enfermar.
– El contacto con la naturaleza. Una caminata por el parque, escalar una montaña, nadar en un río, bañarse en una cascada; practicar estas y otras actividades que permiten el reencuentro con la naturaleza es liberador de sentimientos negativos, y produce no solo sensaciones de bienestar, sino pensamientos positivos y alegría de vivir.
– Alimentar tu fe. Una vida espiritual que nos permita conectarnos con el Creador y descansar en él si nos sentimos atribulados, es altamente sanador.

“Las emociones y los pensamientos negativos activan la respuesta al estrés y suprimen el sistema inmunológico. El pensamiento positivo, por el contrario, “apaga” el estrés y estimula las defensas”.

organos-del-cuerpo

Tratamiento Del Vitíligo Con Ganoderma Lucidum

El Vitíligo es una enfermedad de la piel que causa manchas blancas en distintas partes del cuerpo. Esta enfermedad ocurre cuando se destruyen los melanocitos, que son las células que producen el color o el pigmento de la piel. No se sabe cuál es la causa de esta enfermedad y podría ser una enfermedad autoinmunitaria. Este tipo de enfermedad ocurre cuando el sistema inmunitario se equivoca y ataca algunas partes del cuerpo. Muchas personas desarrollan la enfermedad entre los 20 y los 30 años de edad, pero puede presentarse a cualquier edad. La enfermedad afecta por igual a los hombres y a las mujeres de todas las razas; sin embargo, se nota más en las personas de piel oscura.

Como ya sabemos el Ganoderma es útil en el tratamiento de enfermedades de la piel, por ser un potente antioxidante. En el caso de pacientes con vitíligo no es una excepción, en esta enfermedad autoinmune, el Ganoderma actúa reforzando la formación de melanocitos encargados de producir la melanina que pigmenta la piel. Mientras estimula los melanocitos, el Ganoderma también fortalece el sistema inmune, que por lo general se debilita en los pacientes que padecen de esta enfermedad. Mientras se consume constantemente Ganoderma, la mejoría se va dando progresivamente, porque el Ganoderma actúa permanentemente a nivel celular y los tejidos volverán a lucir como antes en unos meses de tratamiento.

Se recomienda tomar tres sobres de Lingzhi Café 2 en 1 ó 3 en 1 por día, de preferencia con el estómago vacío. Durante el tratamiento, que deberá ser mínimo seis meses. Para mejores resultados, durante el tratamiento, ingerir más de ocho vasos de agua al día. Iniciar con Lingzhi Café y luego consumir Cocozhi y Spirulina.

Para mejores efectos y pronta recuperación se deberá preparar una crema del producto y colocarla en las partes afectadas.

¿Cómo preparar la Crema con Ganoderma?
Colocar dos cucharaditas del producto en un plato mediano. Con un cuentagotas ir agregando agua hervida caliente (puede reemplazarse por agua de Té de Spica) hasta conseguir una pasta suelta. Antes de aplicar la crema resultante, lavar la zona a tratar con Jabón Ganozhi. Enjuagar y secar. Luego se procede a aplicar con los dedos en las zonas despigmentadas de manera homogénea. El emplasto deberá de estar en contacto con la piel por lo menos cinco horas seguidas. Al día siguiente lavar bien la zona. De esta manera los resultados serán visibles en poco tiempo.

Cabe señalar que cada individuo es diferente a otro, el tiempo de tratamiento puede ser por lo tanto en unos más que en otros. Usted mismo se dará cuenta con el avance en el tratamiento. Tenga presente que Ganoderma Lucidum no es un medicamento, es un alimento con alto poder nutritivo, lo que permite elevar de forma sorprendente el sistema inmunológico y producir estados de salud considerables, convirtiéndose en la Alternativa Natural # 1 en el Mundo.

img_es_heridario_el_vitiligo_34923_600

Ganoderma Lucidum y Spirulina contra la Obesidad Infantil

La obesidad y el sobrepeso se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. En el caso de los niños, existe una clara tendencia hacia al sedentarismo. A esto debemos sumar la mala alimentación generalizada, la comida chatarra y la poca introducción de nuevos alimentos nutritivos que los niños rechazan de antemano. En la era de la televisión, las computadoras y el Internet, los niños pasan mucho tiempo en casa y mucho menos al aire libre involucrado en algún tipo de actividad física. Los niños obesos pueden desarrollar problemas psicológicos. Estos pueden desarrollar desde desánimo, cansancio, decaimiento hasta estrés simple y depresión, y en algunos casos pensamientos de suicidio. Todo esto se debe a la discriminación y el aislamiento social de que son objeto, lo que baja su autoestima, llevándolos al riesgo de casos de bulimia y anorexia por sentirse intimidados ante las bromas, la intimidación o el rechazo de los demás niños que los rodean.

La alimentación infantil es un campo muy importante en el día a día de cualquier padre o madre, pero los datos de obesidad infantil y sobre todo de obesidad por malnutrición son bastante negativos. Necesitamos poner más atención en qué comen nuestros niños para lograr que no sólo coman aquellas comidas que les gustan sino que introduzcan nuevos alimentos. De esa forma y utilizando complementos naturales como el Ganoderma y la Spirulina, lograremos una dieta balanceada y sana para su crecimiento.

El Ganoderma Lucidum actúa contra la obesidad gracias a la acción de 4 nuevos compuestos encontrados en su composición química, que ejercen un efecto inhibidor sobre la creación de adipocitos, es decir disminuyen el número de células grasas en nuestro organismo, inhibiendo la creación de estas células. El Ganoderma ayuda a prevenir la obesidad al detener el movimiento de la glucosa en las células grasas. Contiene ácidos ganodéricos que inhiben la síntesis de colesterol endógeno, el LDL (colesterol malo) y los triglicéridos. Las propiedades de este hongo lo hacen único para lograr bajar de peso de manera saludable, actúa como desintoxicante natural lo que permite regular el metabolismo del cuerpo, liberando grasa y ayudando a recuperar su figura.

Cómo Combatir la Obesidad Infantil:
Hay tres pilares importantes para alcanzar y mantener el peso adecuado:
– Alimentación balanceada, aumentar el consumo de frutas y verduras, legumbres, granos integrales y frutos secos.
– Aumentar la actividad física (al menos 30 minutos de actividad física regular, de intensidad moderada, la mayoría de los días).
– Incorporación de hábitos de alimentación correctos.

Modo de empleo del Ganoderma Lucidum y la Spirulina para Bajar de peso:
– Tome como desayuno un sobre de Cocozhi más un sobre de Spirulina cereal.
– Almuerza normal (bajo en calorías).
– Reemplaza su cena por un sobre de Cocozhi más un sobre de Spirulina cereal.

Por tanto, seguir una dieta sana, hacer ejercicio regularmente, y consumir el hongo Ganoderma con la Spirulina, nos ayudará a combatir la “peligrosa” obesidad. También es recomendable tomar el Té de Spica como agua de tiempo, recomendado para acelerar la quema de grasas.

f_2014-04-16_57

Qué es la Crisis Curativa

La Depuración o desintoxicación es el proceso mediante el cual el organismo elimina las toxinas exógenas ó endógenas, que alteran el equilibrio funcional del individuo alterando el estado de salud. Muchas de estas toxinas son acumuladas durante años en nuestro organismo y acaban por propiciar una serie de enfermedades. El proceso de desintoxicación que se produce al tomar el Ganoderma Lucidum se le conoce como, “CRISIS CURATIVA”.

Desintoxicación con el Hongo Ganoderma Lucidum:
Para que el Ganoderma actúe plenamente y el organismo goce de todos sus beneficios, requiere un ambiente libre de toxinas en nuestro cuerpo. Sus propiedades desintoxicantes en un principio prepararán el terreno para pasados algunos días el Ganoderma Lucidum y sus principios activos actúen al nivel más basal en el cuerpo. A este periodo de preparación se le conoce como “CRISIS CURATIVA”. La manifestación de esta etapa, varía de persona a persona según el estado de salud en que se encuentre cada una en ese momento. Las enfermedades metabólicas y las crónicas requieren más tiempo de depuración que puede llegar hasta los 30 días como promedio. La mayoría de personas suele tener una crisis curativa que no excede los 15 días. Todos pasamos por este periodo cuando nos sometemos a tratamientos naturales. En el caso del Ganoderma Lucidum no es la excepción. La depuración siempre se da, pero existen muchas personas que no la manifiestan y este período pasa inadvertido.

Los síntomas o pequeñas reacciones que se podrían presentar son: sueño, agitación, heces sueltas, halitosis o mal aliento, sudoración fuerte, dolor de cabeza, mareos, vértigos, fiebre, estreñimiento pasajero y en algunos casos náuseas. En otras personas podrían presentarse también insomnio parcial, dolores articulares pasajeros, etc. La crisis curativa puede presentarse luego de unas horas, unos días, unas semanas, unos meses o bien puede no presentarse nunca; pero esta última situación sólo suele darse en personas que llevan una alimentación muy sana, libre de toxinas y medicamentos.

¿Qué hacer durante la Crisis Curativa?
El Ganoderma Lucidum en una primera etapa se encargará de remover todas las toxinas y desechos de nuestro aparato digestivo, en especial el hígado y el colon serán los primeros órganos en desintoxicarse y entrar a la segunda etapa de absorción de los nutrientes. Lo que se recomienda hacer en esta etapa de “Crisis Curativa” es:

– Ingerir 8 vasos diarios de agua pura, con el fin de ayudar al organismo a eliminar las toxinas y a acelerar la recuperación.
– Incrementar la Dosis de Ganoderma, para acelerar el proceso.
– De presentarse síntomas o reacciones muy severos, disminuir la dosis a la mitad durante una semana y luego continuar empleando la dosis normal de Ganoderma.
– NUNCA SUSPENDERLO, ya que no se daría la depuración completa y su proceso curativo quedaría incompleto.

Importante tener en cuenta:
Al iniciar un tratamiento se puede experimentar al principio (no siempre se presenta), un empeoramiento aparente. Estas perturbaciones traducen el esfuerzo del organismo por librarse del mal. De ahí su nombre: crisis curativa. Quienes no están prevenidos creen que empeoran y a veces abandonan el consumo de Ganoderma. Grave error, porque justamente la aparición de la crisis curativa es la primera señal de la lucha que libra el cuerpo para desalojar el mal. El enfermo debería alegrarse de su llegada, ya que todos son signos normales de recuperación y son una indicación de que el efecto curativo del Ganoderma Lucidum está actuando adecuadamente.

cris