DXN MUNDIAL Empieza tu propio negocio

La Vesícula Biliar y Ganoderma Lucidum

La Vesícula Biliar y Ganoderma Lucidum

La vesícula biliar es un órgano muy pequeño con forma de pera que forma parte del aparato digestivo, está ubicada debajo del hígado y adherida a este. Es responsable de almacenar la bilis, un líquido producido por el hígado para digerir las grasas. Cuando el estómago y el intestino digieren los alimentos, la vesícula biliar libera bilis a través de un tubo denominado conducto biliar común. Ese conducto conecta a la vesícula biliar y el hígado con el intestino delgado. Un correcto funcionamiento de la vesícula biliar es fundamental para llevar a cabo el proceso de la digestión, ya que nos ayuda a asimilar y quemar los alimentos grasos.

Es más probable que la vesícula cause problemas si algo obstruye el flujo de bilis por los conductos biliares. Esto suele ocurrir con los cálculos biliares, que son depósitos duros y similares a cristales de roca que se forman dentro de la vesícula biliar cuando hay sustancias en la bilis que se endurecen. Estos cálculos pueden ser tan pequeños como un grano de arena o tan grandes como una pelota de golf, dependiendo del tiempo que haya transcurrido en su formación.

Aunque es un órgano fundamental para mejorar la solubilidad del colesterol, las grasas y para optimizar la mejor absorción de las vitaminas, es posible vivir sin vesícula biliar, aunque tras su extirpación el alimento tiene un proceso digestivo más lento y pesado. La persona que por un maltrato sostenido, daña su vesícula y por ello, se la tienen que retirar, tiene que saber que su vida ya nunca será igual. A partir de ese momento deberá ser muy cuidadoso con lo que come, pues muchos alimentos, que antes posiblemente le agradaban y los podía comer con normalidad, después de perder la vesícula, le caerán mal. Al haberle extraído este órgano, ya no asimila bien las carnes, las grasas, etc. Tendrá recurrentes malestares de inflamación de vientre, vinagrera y/o náuseas.

Casos en los que se Daña la Vesícula
– Comer en exceso (la obesidad y los problemas de vesícula están muy relacionados).
– Comer mucha grasa y elementos irritantes (gaseosa, condimentos, café normal).
– Pasar largos periodos sin alimento.
– Acumulación de toxinas.

Síntomas de una Enfermedad en la Vesícula Biliar
– Hinchazón y gases. Cuando existe algún tipo de problema y no canaliza adecuadamente la bilis, está inflamada o incluso obstruida, es habitual que empecemos a sentir que nuestras digestiones son más pesadas, nos sentimos hinchados y más pesados. Son muy habituales los gases y los eructos continuos.
– Náuseas y mareos. Si te notas con cierta debilidad, si sientes náuseas y mareos, después de dos horas de haber ingerido tu almuerzo o la comida principal del día, cuando la digestión ya debe haber finalizado.
– Dolores puntuales en espalda, abdomen y brazo derecho. Es un síntoma muy característico. Una pesadez en el abdomen y un dolor que se extiende tanto en la parte derecha de la espalda como en el brazo de ese mismo lado. Ya que la vesícula está situada en el lado derecho del abdomen y al lado del hígado; si se inflama, toda esa zona va a estar afectada, y el dolor es muy particular.
– Tonalidad de la orina y heces. En caso de que la orina sea muy blanca puede haber un problema en la vesícula. También lo puede indicar el hecho de que las heces sean muy grises, sin demasiado color y algo sueltas, lo que puede deberse a un bajo nivel de bilis.
– Mal aliento y fiebre. Malestar en la boca o un sabor extraño, además de un aliento desagradable. La fiebre se suele tener por la mañana y al final de la tarde.
– Ictericia. El tono de la piel o los ojos se vuelven un poco amarillentos. Esto se debe básicamente a que algunos cálculos biliares bloquean el conducto biliar, ocasionando que la bilis se regrese al hígado, y de ahí al torrente sanguíneo.

¿Cómo Ayudan Ganoderma Lucidum y la Spirulina?
El uso del Ganoderma Lucidum, disponible en polvo o en cualquier variedad de Café DXN, permite que los excesos de colesterol acumulados, sean liberados, incluso cálculos, cuando estos no son muy grandes. La spirulina le facilita el trabajo a la vesícula, al mejorar y facilitar la digestión de los alimentos, por la gran cantidad de enzimas y micro nutrientes que contiene, es un excelente alga que proporciona todo lo necesario para un correcto funcionamiento del sistema digestivo, hígado y estómago. El Té de Spica es una mezcla de cinco plantas medicinales beneficiosas como Spica Prunellae, Pericarpium Citri Reticulatae, Herba Menthae (menta piperita), Radix Glycyrrhizae (palo dulce) y Ganoderma Lucidum, manteniendo el hígado y su función desintoxicante. El consumo de los tres juntos ayudan como medio para una constante depuración de la vesícula biliar y así evitar esa saturación que nos lleva a casos de urgencia extrema.

La Ganoterapia consiste en la limpieza de las toxinas en el colon y las otras 4 vías de evacuación que son el hígado, riñones, pulmones y la piel. Mediante el consumo del ganoderma, éste se encargará de hacer la litotricia natural que consiste en pulverizar o romper los cristales o cálculos y eliminarlos de nuestro organismo, sin cirugías ni procesos dolorosos de recuperación.

VESICULA 2

Leave a Comment